cancelación de los datos

Son muchos los casos de clientes que, apremiados por las circunstancias, en especial ante la necesidad de solicitar un préstamo bancario, acuden a nuestro despacho de Zurrón Abogados para interesarse sobre la posibilidad de cancelar sus datos en los ficheros de morosos una vez son conocedores de su inclusión.

Cancelación de los datos en el fichero de morosos

La necesidad de conseguir la cancelación en este tipo de casos es prioritaria. Sin embargo, los gestores de los ficheros, Equifax y Experian, no siempre cancelan de oficio esos datos. En nuestra trayectoria hemos observado que Equifax sí lo hace con cierta habitualidad una vez se le solicita, pero no así Experian.

Hay algunas entidades acreedoras (pocas) que una vez trasladada la solicitud por el fichero acceden a la cancelación. De este modo, en caso de ser denegada, algo que ocurre de forma habitual si no cuentan con un justificante de pago, el afectado deberá solicitarla en una demanda judicial, junto con la pertinente indemnización que el abogado en cuestión valorará en función, básicamente, del tiempo que el demandante lleve incluido en el fichero y el número de consultas que terceras entidades hayan hecho de sus datos.

Eso sí, el 95% de las entidades acreedoras cancela los datos tan pronto reciben la demanda, lo que implica una ventaja para nuestros clientes, como es que en su sentencia el juez siempre estimará esa petición canceladora, al haber sido cumplida, y, por tanto, siempre será parcial la estimación de la demanda, evitándose la imposición de costas en el caso de que el juez entienda, en esa misma sentencia, que el acreedor no ha dañado el honor del afectado y ha cumplido la normativa de protección de datos.

Qué hacer antes de solicitar la cancelación de los datos

Desde el despacho Zurrón Abogados aconsejamos que antes de solicitar la cancelación de los datos en el fichero de morosos se solicite el «acceso» a tales datos. De esta forma, conseguiremos una respuesta más o menos inmediata con la que podremos obtener toda la información que nos faltaría en el caso de hacer la solicitud de cancelación directamente, ya que en este último caso, si los gestores de los datos conceden la cancelación, no aportará la información que figuraba hasta ese momento anotada y el abogado se quedará sin elementos básicos para poder valorar la indemnización que debe pedir en la demanda, ya que el importe a reclamar no es el mismo mediando seis meses de antigüedad que seis años, por ejemplo.

Por último, en el caso de obtención urgente de un préstamo, siempre queda la posibilidad de pagar la deuda al acreedor, aunque estemos disconformes con la misma. De ser así, debemos romper el acto propio que nace con el pago y evitar que el juez considere que éste equivale a una conformidad con la deuda y su aceptación. Esto se conseguirá enviando de forma simultánea una carta certificada con acuse o un burofax al acreedor en el que quede constancia del pago y se haga referencia a que el abono fue motivado por motivos económicos, reiterando el desacuerdo con la deuda, aunque haya sida cancelada con el pago.

http://www.abogadoficheromorosos.es/ utiliza cookies propias y/o de terceros para para mejorar nuestros servicios y facilitarle la navegación en nuestro sitio web. ¿Acepta usted la instalación de cookies en su ordenador? Puede obtener más información sobre las cookies en nuestra Política de cookies.política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies