fichero

El estar incluido en un fichero de morosos puede resultarles perjudicial a la hora de tomar decisiones en el ámbito tanto financiero como crediticio, para ello no es necesario contar con deudas de un importe excesivamente elevado.

En función de la entidad a quien se le deba devolver el capital, existe un importe mínimo para estar incluido o no, siendo los principales acreedores la administración pública y los sectores privados y para los cuales no es necesario ningún importe mínimo para estar cercados en estos ficheros.

Estas listas o ficheros son una referencia para muchas entidades bancarias, ya que  registra a aquellas personas deudoras o impuntuales en sus pagos, con el objetivo de mantener en constante aviso a las entidades financieras y de esta forma conocer el historial de pagos que presentan sus clientes.

Destacar que no solo es válido para dichas entidades, también es de una gran utilidad para aquellas personas que prevén vender cualquier bien o incluso montar un negocio.

Los principales registros de morosos que existen en España son los que se citan a  continuación:

  1. Asnef-Equifax, es el registro de morosos primordial que existe en nuestro país. Este fichero se nutre de la información aportada por sus socios, concretamente 270 grandes compañías entre las que se encuentran principalmente entidades financieras, compañías telefónicas y operadoras de servicio. Se trata de un fichero que lleva funcionando en España 23 años.
  2. Badexcug, una de las empresas de protección de datos más importantes a nivel mundial, en el caso de España inició su actividad en el año 1992, proporcionando soluciones a una gran cantidad de compañías líderes en sectores como banca, retail, telecomunicaciones o seguros.
  3. RAI (Registro de Acciones Impagadas), destinado exclusivamente a personas jurídicas. Está pensado principalmente para las empresas, permitiendo a cualquier proveedor que tenga contratado dicho servicio averiguar si su cliente cuenta con algún tipo de impago previo que le pueda afectar a su relación de compra-venta.

Aparecer en un Fichero de Morosos no es una acción tan inusual, ni de personas que no tienen recursos, como muchas veces se tiende a pensar. El impago de un  recibo del agua, luz, teléfono… puede hacer que nos incluyan en estas enumeraciones.

 

REQUISITOS PARA ENTRAR EN LISTA DE MOROSOS

Los requisitos básicos para matricular a una persona en la lista de morosos son 3:

  • Que exista una deuda cierta, vencida, exigible e impagada
  • Que no haya transcurrido un máximo de 6 años desde la fecha en la que debería de haberse realizado el pago
  • Que el deudor haya recibido un requerimiento previo de pago

La entidad tiene la obligación de avisar del día y el motivo por el que la persona se incluye en la lista de morosos, con un período máximo de 30 días para contactar con el afectado, para su información y derechos de rectificación.

Pero la batalla va más lejos. ¿Cómo salir de un fichero de morosos cuando se ha inscrito mi nombre y apellidos por mero error o usurpaciones de personalidad? Resulta muy fácil que incluyan nuestro nombre en una lista de morosos, pero salir, es una auténtica batalla. Para ello se debe:

  • Interponer una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos, cuyo importe de la sanción será abonado por parte de la empresa que ha incluido nuestros datos por error.
  • Recordar que el usuario tiene potestad de demandar a la compañía encargada de gestionar el fichero o a la empresa acreedora. Consiguiendo indemnizaciones que pueden oscilar entre los 6.000€ y 15.000€, causados por los daños y perjuicios sufridos de acuerdo con el artículo 19.1 artículo de la Ley Orgánica de protección de Datos.

MOTIVOS POR LOS QUE PODEMOS EXIGIR QUE NOS QUITEN DE LA LISTA DE MOROSOS

No es el error el único motivo que puede llevarnos a solicitar la cancelación de los datos en una lista de morosos. Existen diversos fallos entre los que se encuentran:

  • El deudor ha saldado la deuda, pero aún así, permanece su nombre en el fichero de morosos.
  • El importe que se certifica en la denuncia por parte del acreedor no es el real o no estamos de acuerdo
  • Puede ser que contemos con 6 años de permanencia en el fichero y nuestros datos no han sido eliminados, incumpliendo de esta manera el plazo establecido para ello.
  • El usuario deudor no recibe pruebas de la deuda interpuesta
  • Robo de identidad
  • La compañía o entidad no ha comunicado la colocación de los datos en el fichero de morosos.

Por ello, para ganar esta auténtica guerra contra las empresas fraudulentas que incluyen los nombres y apellidos en estas enormes bases de datos, debe de tener paciencia y junto con un profesional del sector y un buen asesoramiento, la guerra está ganada.

http://www.abogadoficheromorosos.es/ utiliza cookies propias y/o de terceros para para mejorar nuestros servicios y facilitarle la navegación en nuestro sitio web. ¿Acepta usted la instalación de cookies en su ordenador? Puede obtener más información sobre las cookies en nuestra Política de cookies.política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies